Umanoides


POEMAS BOLONIOS VI
marzo 12, 2010, 12:11 pm
Filed under: General

Tras siete meses desarrollando
sus competencias en soledad,
cuando por fin se atreve
a poner un pie en la universidad
y llamar a la puerta del despacho,
el nuevo alumno europeo
muere atropellado en el carril bici
virtualmente tutorizado
por lo que acaba de ver.



POEMAS BOLONIOS V
febrero 28, 2010, 11:59 am
Filed under: General

Soñaba desde pequeño
con hacer eso
que decía Wittgenstein:

utilizar el lenguaje
como una pértiga
para subir al sitio
donde uno quiere llegar.

Mientras observaba fascinado
en la pantalla del televisor
los tanques de queroseno infinito
que desprendían los transbordadores espaciales
al alcanzar su órbita
se decía: “ ahí está, justo es eso, eso es”.

Pero él nunca alcanzó su órbita.
O bien el lenguaje no le alcanzaba
o bien la pértiga era muy corta
o quizá  simplemente, pensó un día,
no había entendido bien a Wittgenstein.




Poemas bolonios IV
febrero 8, 2010, 9:04 pm
Filed under: General

Mírala bien.

Ahí está
bebiendo su cóctel sagrado
sentada en la barra del bar:

la chica interactiva, fragmentada, postsexual.

Mientras unta sus labios rojos con ginebra,
posa su cosmovisión sobre los objetos,
lee entre líneas e interpreta
cada una de las esencias de este lugar,
y desliza su hermeneútica como el humo
a la vez que  te clava
su mirada turbia, secreta, interdisciplinar.

No digas nada
y ni se te ocurra hablarle del sujeto.
Tú eres otro en todo caso
y siempre,
en cualquier versión del modelo,
un tipo ideal.



Poemas Bolonios III
febrero 8, 2010, 12:47 pm
Filed under: General

No consigo encontrar
las clavijas adecuadas para

el power point.

Estoy seguro de que,
pulsando esta tecla,
se duplicará el escritorio
y podreis ver

el power point.

Debe ser cosa
del nuevo portatil
que no funcione bien

el power point.

En algún momento
recuperaremos estos minutos
que estamos perdiendo
por culpa

del power point.

Había hecho una síntesis
y unos gráficos de colores
que resumen el estado del debate

en el power point.

Os juro que en mi casa
esto no me pasa:
parece que tiene
ganas de guerra

el power point.

A veces sueño
que resumo mi vida
en un conjunto de grandes instantáneas
dentro de una gran presentación
que, por la causa más peregrina,
siempre se interrumpe

gracias al power point.



Poemas bolonios II
febrero 7, 2010, 11:50 am
Filed under: General

El agente racional
se despierta bien temprano
y no sabe qué ponerse,
si el jersey que le regaló su madre
o una camisa más oficial.

El agente racional.

El agente racional
se monta elegante en su coche
y conduce con sumo equilibrio
hasta que aparece
un ciudadano obtuso
al que no sabe si adelantar.

El agente racional.

El agente racional
sale ahora  a comprar
pero no sabe si llevarse
kiwis o naranjas,
pues ambas frutas están al mismo precio
y no sabe cuales duran más.

El agente racional.

El agente racional
escribe por la tarde un artículo
para la revista de la universidad
y se queda un rato sopesando sus razones
para citar a Gadamer o a Derrida.

El agente racional.

El agente racional
durante la noche se ha enamorado
de una chica poco convencional
y busca  qué decir en su manual de instrucciones
hasta que ella por fin se va.



Poemas bolonios
febrero 7, 2010, 2:32 am
Filed under: General

Yo de mayor quiero ser kantiano,
joven becario de departamento,
fan de Adorno pero no contento
con ello ser también hegeliano.

Mutar en un agente racional
de aquellos que esgrimen razones
de primer orden en sus decisiones
y discurren siempre de un modo cabal.

Ser un marxista-leninista aciago
llegar antes que pronto a funcionario,
aprender a citar como Dios manda.

Siguiendo el manual de Chicago,
vestirme de intelectual rutinario,
ser ya por fin uno más de la panda.



Cajón Desastre III
enero 29, 2010, 4:57 pm
Filed under: General

LA ORILLA PERDIDA

Conocemos a las personas en los extremos. Cuando el tallo se dobla y está a punto de quebrarse, por un momento rozamos la savia de nuestras relaciones. A algunas es posible conocerlas antes, descubrirlas de forma diáfana tal como se muestran en la revelación del día a día, pero la mayoría nos encontramos en el odio y en las esquinas. Deseamos la tragedia porque en ella anida la verdad y necesitamos amar de verdad para echar raíces en la vida. Pero la tragedia no es la verdad: la tragedia es que para alcanzarla nos hemos alejado tanto de la orilla que ya no es posible volver. Hemos hecho un gasto de energía que no es reversible y ahora estamos en medio del océano. Ya no es posible regresar. No encajaríamos en el mundo precopernicano que solíamos habitar. Hemos pisado el jardín de alguien a quien amábamos y esa visión nos asola