Umanoides


Deseos que son humo by umanoideabstraccióndecharco
febrero 13, 2010, 9:51 am
Filed under: General

Cuando más se nota la vida del espíritu es, a mi juicio, cuando estamos empeñados en ir en contra de lo que éste quiere. Yo digo: al cuerpo hay que darle lo que es del cuerpo, a la mente lo que es de la mente, y si algo co-pertenece a los dos se le da a ambos. Los procesos fisiológicos del cuerpo se llevan a cabo de una mejor manera si buscamos las circunstancias que los favorecen. Así, por ejemplo, es bien sabido que la luz solar es necesaria para que hormonas cerebrales tales como las endorfinas realicen adecuadamente su proceso de “fotosíntesis”. Cabe pensar, pues, que un individuo tenderá a sentirse bien si recibe el influjo de los rayos solares: me es difícil describir el estado de satisfacción en que me hallo cuando estoy ofreciéndole al cuerpo (y en este caso también a la mente) lo que es de él. También me resulta difícil describir el estado mental en que me hallo cuando, aun sabiendo esto, no lo llevo a la práctica.

Cada uno se arrastra por la existencia como puede y, precisamente por esto, uno puede arrastrarse también en contra de sí mismo. Recuerdo con nostalgia aquellos días en que, no sin ayuda, conseguí darle al cuerpo lo que es de él: me despertaba temprano, desayunaba y salía a pasear en bicicleta en pleno verano. Por aquel entonces, las fuerzas que fluctuaban dentro de mí se resolvían en un estado de ánimo favorable a la vida, es decir, me empujaban a continuar con la tarea de darle a cada cosa lo que le corresponde. Durante ese corto periodo de tiempo dejé de sufrir “las malas digestiones fisiológicas” que tienen lugar cuando se va en contra de nuestro sistema.

A ese periodo de vitalidad y movimiento le sucedió, inevitablemente, la vuelta a la mala vida, un volver a arrastrarse en contra de ésta. Los seres humanos somos revolucionarios de nuestra propia vida, pues aun teniendo conocimiento de lo que es beneficioso para nosotros no tenemos la garantía de llevarlo a cabo. Los griegos se equivocaron en su tesis del intelectualismo moral: existe un abismo entre el pensar y el hacer. ¿Cómo es que sigo caminando por la sombra, sabiendo que la luz solar me haría un bien? Si fusionamos la teoría de John Searle (debilidad de la voluntad) y la de Harry G. Frankfurt (la estructura de la voluntad), la respuesta toma una forma y un relieve precisos. Si no se tiene una voluntad bien entrenada, si estamos habituados a dejarnos llevar por una apatía que ensordece nuestros deseos, difícilmente conseguiremos llevar a cabo acciones que nos reporten bienestar.

Como mi intención primera era escribir unas palabras dedicadas al “gran astro”, aunque ésta se haya visto truncada una vez más por mi estado de ánimo, cito brevemente a Nietzsche en el Prólogo de su Zaratustra:

¡Tu gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!

Durante diez años has venido subiendo hasta mi caverna: sin mí, mi águila y mi serpiente te habrías hartado de tu luz y de este camino.

Pero nosotros te aguardábamos cada mañana, te liberábamos de tu sobreabundancia y te bendecíamos por ello.

¡Mira! Estoy hastiado de mi sabiduría como la abeja que ha recogido demasiada miel, tengo necesidad de manos que se extiendan.

Me gustaría regalar y repartir hasta que los sabios entre los hombres hayan vuelto a regocijarse con su locura, y los pobres, con su riqueza.

Para ello tengo que bajar a la profundidad: como haces tú al atardecer, cuando traspones el mar llevando luz incluso al submundo, ¡astro inmensamente rico![1]

El sentido con que Nietzsche dice esto no tiene absolutamente nada que ver con el sentido de mi post, pero… ¡es tan hermoso ese fragmento!


[1] NIETZSCHE, Friedrich, Así habló Zaratustra. Madrid: Alianza Editorial, 2009.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: