Umanoides


Un fragmento de Teoría King Kong by umanoidemanme

“Seguramente yo no escribiría lo que escribo si fuera guapa, tan guapa como para cambiar la actitud de todos los hombres con los que me cruzo. Yo hablo como proletaria de la feminidad: desde aquí hablé hasta ahora y desde aquí vuelvo a empezar hoy. Cuando estaba en el paro no sentía vergüenza alguna de ser una paria, sólo rabia. Siento lo mismo como mujer: no siento ninguna vergüenza de no ser una tía buena. Sin embargo, como chica por la que los hombres se interesan poco estoy rabiosa, mientras todos me explican que ni siquiera debería estar ahí. Pero siempre hemos existido. Aunque nunca se habla de nosotras en las novelas de hombres, que sólo imaginan mujeres con las que querrían acostarse. Siempre hemos existido, pero nunca hemos hablado. Incluso hoy que las mujeres publican muchas novelas, raramente encontramos personajes femeninos cuyo aspecto físico sea desagradable o mediocre, incapaces de amar a los hombres o de ser amadas. Por el contrario, a las heroínas de la literatura contemporánea les gustan los hombres, los encuentran fácilmente, se acuestan con ellos en dos capítulos, se corren en cuatro líneas y a todas les gusta el sexo. La figura de la pringada de la feminidad me resulta más que simpática: es esencial. Del mismo modo que la figura del perdedor social, económico o político. Prefiero los que no consiguen lo que quieren, por la buena y simple razón de que yo misma tampoco lo logro. Y porque, en general, el humor y la invención están de nuestro lado. Cuando no se tiene lo que hay que tener para chulearse, se es a menudo más creativo. Yo, como chica, soy más bien King Kong que Kate Moss. Yo soy ese tipo de mujer con la que no se casan, con la que no tienen hijos, hablo de mi lugar como mujer siempre excesiva, demasiado agresiva, demasiado ruidosa, demasiado gorda, demasiado brutal, demasiado hirsuta, demasiado viril, me dicen. Son, sin embargo, mis cualidades viriles las que hacen de mí algo distinto de un caso social entre otros. Todo lo que me gusta de mi vida, todo lo que me ha salvado, lo debo a mi virilidad. Así que escribo aquí como mujer incapaz de llamar la atención masculina, de satisfacer el deseo masculino y de contentarme con un lugar en la sombra”.

Teoría King Kong – Virginie Despentes – Traducción de Beatriz Preciado.

Anuncios

7 comentarios so far
Deja un comentario

A los hombres les gustan las mujeres y viceversa. Vosotras no podéis amar a los hombres porque no sois mujeres. Para empezar, sólo hablais de sexo, y no de amor, lo cual es muy masculino. Es una injusticia que los homosexuales no se enamoren de vosotras, aunque todo podría ser.

De todas formas, me he metido un poco en vuestro juego. Realmente, a pesar de toda la animalidad de la que hacéis gala y que pretendeis extender, existen hombres sensibles (que no homosexuales) que rompen tranquilamente esos esquemas de la fémina alfa y demás. De todo hay en la viña del Señor, no vaya a ser que vosotras seais las únicas originales. Con el hecho de ser guapa no se cambia la actitud de cualquier hombre, por muy viril que sea éste. Me sorprenden semejantes prejuicios en estas “teorías tan avanzadas”.

PD: Kate Moss produce más lástima que otra cosa.

Comentario por umanoideshecho

En realidad lo que hay que hacer es dejar eso al margen (lo que significa dejar al margen, no solamente a la “jeune fille” como la llaman los de Tiqqun, sino también la autocomplacencia de quien se autodefine como “King Kong”).

Si Kate Moss da lástima, será porque alguien que es cosificado solamente por su aspecto no puede entrar en otro juego que no sea ese. (Y su aspecto no es para ella más que una mercancía más, la única que tiene para vender por otro lado, como el cuerpo de la prostituta o como el cuerpo del trabajador; una herramienta de trabajo que le da de comer, y como tal no debería constituir para ella un bien en sí mismo sino un medio para otra cosa más importante).

A lo que voy es que puestos a ignorar los estereotipos, hagámoslo consecuentemente: no se trata ya de mirar la “belleza interior” o la fuerza de la chica-King-Kong, sino lo mismo en, por ejemplo, la Moss esa. En otras palabras: ¿somos capaces de liberarnos de esos prejuicios, y de hacerlo de verdad, asumiendo que la Moss esa bien pudiera incluso ser una bellísima persona, y que por ser supuestamente mona no tiene (necesariamente) por qué ser idiota (aunque pudiera serlo, pero no podemos deducir tal cosa de su constitución anatómica)? Demos un paso más, no contra “lo bello” sino más allá de la propia categorización.

No sé si termino de explicarme. Pero en líneas generales creo que hoy estoy de acuerdo con umanoidesecho.

Comentario por umanoideleninista

Me encanta descategorizar. ¿Por qué no dejar de categorizar la sociedad, tirando el filtro burgués-proletario?

Comentario por umanoideshecho

Algunas cosillas que quizá no vengan mucho a cuento:
Un resumen sobre el rollo que suelto en la introducción a mi tesina: Descartes distingue entre cuerpo y mente/alma/espíritu, una distinción que ha seguido vigente hasta hoy en día, aunque con matices. La diferencia entre la consideración del cuerpo y la mente actual con la que hacía Descartes es la siguiente: para Descartes la mente es superior al cuerpo, es, entre otras cosas, y por ejemplo, la diferencia entre el hombre y el animal. Hoy, el cuerpo es el que es superior. La persona ha dejado de ser miembro de un grupo, de una sociedad y ha pasado a ser un individuo. Según Giddens, esta situación, este convertirnos en individuos, nos ha provocado una inseguridad ontológica. Así que como el cuerpo es lo que marca la diferencia entre un individuo y otro, y que nuestro cuerpo es lo que los demás ven de nosotros, nos encontramos con que el cuerpo es nuestra carta de presentación, y por lo tanto, hemos de hacer que nuestro cuerpo ilustre a nuestra personalidad. En vez de ser la cara el espejo del alma, lo es todo el cuerpo. Así que nuestra apariencia física se convierte en nuestra preocupación principal.

Después tenemos el bonito tema de la singularidad. Ya no nos vale con ser individuos, sino que tenemos que ser singulares, únicos. No nos vale tener un coche, tenemos que tunearlo para que no sea como los demás, nos hacemos tatuajes, piercings, etc para que nuestro cuerpo sea único….

Y blablabla

Todo esto lo decía por lo de la Srta Moss y su aspecto. Efectivamente, su aspecto se cosifica para que represente una categoría, unos valores, una ideología. No es sólo mona, sino que define lo que ES ser mona.

Y sobre la señorita Virginie Repelente y la bioseñorita/tecnoseñor Beatriz Preciado, tengo una opinión bastante pobre. La Repelente fue puta y ahora se cree Jesucristo. Y lo (sí, lo, un guiño a los espingorcios) Preciado intenta vendernos la burra que ello pretende rechazar: nos escribe un manifiesto contra-sexual: nos dice: Foucault Foucault, el sexo es artificial, nos divide en hombre y mujeres y no tiene por qué ser así, rechacemos el sexo como eje de nuestras vidas: para ello propone una serie de ejercicios que pretenden demostrar lo absurdo del sexo: frotarte el brazo como si te estuvieras haciendo una carlotita, para que veas qué ridículos son los movimientos y cositas así. El caso, que al final, empieza a hablar y hablar y te propone como órgano sexual el ano: todo el mundo tiene uno, así que no hay distinciones entre hombres y mujeres. Pero la gracia es: nos dice que no hagamos el sexo el eje de nuestras vidas, que es una metanarrativa y tal, y el eje de su “filosofía” es la sodomía. Y eso, sin hablar que ella confiesa, en otro de sus libros, que le gusta meterse cosas por el culo: tachán, rechazo las normas convencionales referentes al sexo, peeeeeero propongo que todo el mundo adopte lo que me gusta a mí, que sea la norma….

Comentario por usoidesfero

No viene a cuento pero, ¿habéis visto los vídeos que hay en youtube del incendio de Informática-Teleco? Yo acabo de enterarme, escuché las sirenas pero no sabía nada.
http://es.youtube.com/watch?v=z5PbqCRzZAU&feature=related
http://es.youtube.com/watch?v=wKEnz3O8IYc&feature=related

Comentario por umanoidemanme

Pero Moss no define lo que es ser mona: es simplemente una pieza más en el engranaje. Y si el problema que hay que pensar es el engranaje, entonces nuestro reto ahora debería ser descategorizar (en cierto sentido, pues no se puede pensar sin categorías, todas ellas culpables, y mucho menos pensar sin categorías la sociedad). ¿Y por qué descategorizar para sacar a la luz, no tanto el alma sino quizás el otro cuerpo de verbigracia la Moss (aunque ese otro cuerpo sea el de una niña rica alegre consumidora de coca, según creo haber oido por ahí)? Pues porque en efecto como ella lo único que tenemos, nosotros que estamos fuera de ese negocio de la gran industria cultural, son nuestros cuerpos. Y es por medio de esos cuerpos, que debemos descategorizar y recategorizar, como podríamos quizás inventar otra cosa.

Comentario por umanoideleninista

Ya, claro, todo este rollo del cuerpo es consecuencia del tardocapitalismo, o como se le llame en español.

Ahora bien, cuando yo te digo que define lo es es ser mona, tú me dices que es la maquinaria que hay detrás. Por supuesto, no es ella por sus propios medios. Pero como dice su profesión es “modelo.” Sobre esto hay más tela que cortar: Giddens, Featherstone, Bordo, Frost, etc.

Pero bueno, al grano, me dices que porqué no descategorizar y recategorizar desde nuestros cuerpos: mi pregunta es la siguiente: si esta obsesión por el cuerpo es propia del capitalismo tardío, ¿tú me propones quedarnos dentro de estos límites? Zizek dice que tras el fracaso del comunismo, no ha surgido otra alternativa creíble al capitalismo. Incluso aquellos que se oponen al capitalismo, tan sólo pretende reformar algunas de sus facetas (por ejemplo: el movimiento a favor del comercio justo; la tercera vía de Blair, etc.). ¿Nos encontramos en esa situacíón?

Comentario por usoidesfero




Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: